Nuestro formato de oración está basado en la figura celestial que encontramos en Apocalipsis 4 y 5, en donde Juan habla de un modelo de adoración e intercesión que se lleva a cabo en el cielo y el cual es constante de día y noche.  "Cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero. Todos tenían arpas y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos." (Apocalipsis 5:8).  De acuerdo al modelo “Arpa y Copa”, el arpa representa la adoración a Dios con instrumentos musicales y cantos.  Las copas de incienso representan las oraciones intercesoras de la Iglesia (los santos).  Es decir, nuestro modelo de adoración combina la música con la oración, utilizando cantos antifonales y acompañamiento espontaneo con instrumentos con lo cual buscamos que la oración sea disfrutable y sostenible durante largos períodos de tiempo.

 

Dentro del modelo “Arpa y Copa” hay dos formatos básicos que utilizamos en nuestras reuniones o “sets de oración”: Intercesión y Adorando con la Palabra.

Intercesión:

Los sets de “Intercesión” son usualmente activos,  a medida que se le extiende una invitación al salón entero a que se una a la oración corporativa. Generalmente hay un enfoque de oración específico en cada set y se invita a las personas a unirse en oración, pidiendo por una carga que pueda considerarse como general o corporativa, la cual puede incluir a la región de Guatemala, Latino América, la Iglesia en general o a los creyentes en el mundo entero. También hay ciclos de oración de “fuego rápido” en donde, uno por uno, los intercesores hacen una sucesión de oraciones cortas, de 15 segundos, por un tema específico y existen de la misma forma otros tiempos de oración en grupos pequeños para los que quieran participar.  Durante todo el set la música nunca cesa, si no por el contrario, los músicos acompañan y complementan al líder de oración con música y cánticos espontáneos y proféticos.   

Adorando con la palabra:

Los sets de “Adorando con la Palabra” son un formato de oración en el cual nos ponemos de acuerdo con el corazón de Dios, al cantar las verdades bíblicas de quien es Dios y lo que sus promesas ofrecen. Básicamente cantamos porciones de la Biblia, versículos y hasta capítulos completos.  A través de cántico espontaneo los músicos reflexionan acerca de lo que el Señor quiere revelarnos en esos versículos. Estos sets son más devocionales en su naturaleza, en donde los músicos proveen  una atmósfera conductiva a la lectura, meditación en la Palabra y búsqueda de intimidad con el Señor por medio de la oración personal o contemplativa.